Con la temática “Retos y Obligaciones”, se desarrolló el XXI congreso nacional de Contadores Públicos de Panamá, frente a las nuevas regulaciones que les impone la ley 23 que crea la Intendencia de Supervisión y Regulación de Sujetos no Financieros para prevenir el blanqueo de capitales, Financiamiento al terrorismo y financiamiento a las armas de destrucción masiva.

Es de suma importancia que los sujetos obligados no financieros se registren ante la intendencia, organismo dependiente del Ministerio de Economía y Finanzas, así como las obligaciones que les impone la ley 23 de realizar un análisis individual de cada cliente y el tipo de riesgo que este representa antes de entablar una relación comercial, destacó Juan Vega, abogado de la Unidad de Regulación de la institución.

El mecanismo sobre cómo realizar el reporte de operaciones sospechosas ante la Unidad de Análisis Financiero (UAF), fue explicado por el representante del MEF. El ROS no es más que la comunicación mediante la cual los sujetos no financieros reportan cualquier hecho u operación sospechosa con independencia de su cuantía en virtud de lo que establece la ley.

Se le recordó a los Sujetos no Financieros que los agentes reguladores no están por el simple hecho de sancionar, sino orientar para que de forma conjunta se pueda lograr una correcta aplicación de la normativa, en función de mejorar la imagen de Panamá en materia de cumplimiento y transparencia, sentenció el expositor de la Intendencia.

Autor: webadmin

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *